Labnatur Bio Aceite Ricino 30ml + Kit Rimel

10,00
(Codigo: 41106)

Aceite 100% PURO de Ricino. Hidratante y antiarrugas natural que ayuda a mantener la piel nutrida, con propiedades antiinflamatorias fungicidas, y antibacterianas. Excelente desmaquillante que elimina la suciedad y el exceso de grasa en la piel causante de los puntos negros y el acné.

Uno de los aspectos más llamativos de este aceite de origen vegetal es que más del 70% de su composición es ácido ricinoleico, una sustancia repleta de beneficios para tu salud.

Gracias a sus propiedades, el aceite de ricino aporta múltiples beneficios perfectos para el cuidado de la piel y del cabello, mucho más poderosas que un cosmético. Lo mejor es que se trata de un producto natural, libre de componentes químicos que puedan dañar tus células y es respetuoso con el medio ambiente.

Uno de los mas destacados beneficios del Aceite de Ricino es que ayuda a hidratar la piel por lo que es un perfecto aliado para la piel seca. Además destaca en sus principios activos obtenidos de las semillas de la planta de Ricino el poder que tiene para activar el crecimiento del cabello en zonas como pestañas o cejas.

También se usa para tratar las infecciones como el acné o las quemaduras o cualquier afección cutánea, así como también ayuda a regenerar y fortalecer las uñas y como último su capacidad de prevenir la aparición de arrugas y estrías.

Nuestro Aceite de Ricino de Labnatur Bio pertenece a nuestra línea de cosmética natural certificada. Producto natural y vegano. Sin alérgenos ni parabenos.
Envase de Cristal 100% reciclable. Apto para todo tipo de pieles. Testado dermatológicamente. Producto fabricado en España.


¿QUÉ OPINAN NUESTROS CLIENTES?
4.0
(2 opiniones)
Aún no lo he probado
VER OPINIONES

Principios Activos

Aceite de RicinoACEITE DE RICINO

El Aceite de Ricino que proviene de la planta Ricinus Communis, es un gran hidratante y antiarrugas natural que nutre la piel en profundidad. Ayuda a eliminar el exceso de grasa y evita la aparición de acné y puntos negros. Aporta suavidad y firmeza a la piel y el pelo. Ideal para el cuidado de pieles grasas, sensibles o con tendencia acnéica.

Favorece el crecimiento del cabello, le aporta brillo, luminosidad y mejora su tono. Protege, repara las puntas dañadas y previene la aparición de canas. También se utiliza para acelerar el crecimiento de las pestañas. Además, ayuda a hidratar y fortalecer las uñas.

ACTIVA EL CRECIMIENTO DE PELO Y VELLO 

El uso del aceite de ricino más extendido es aquel para estimular el crecimiento del pelo, especialmente para lograr unas cejas más y pestañas más pobladas de manera natural.

Por su parte, también puedes utilizarlo para cuidar e hidratar tu melena y las puntas abiertas del pelo, acabar con la caspa o prevenir la caída. Para ello, aplícalo sobre el cuero cabelludo con un masaje suave. Déjalo actuar durante toda la noche y al día siguiente lávate el cabello. ¡No te preocupes porque no lo engrasará!

TRATA INFECCIONES COMO EL ACNÉ O LAS QUEMADURAS 

El aceite de ricino es un gran regenerador para la piel. Gracias a que posee vitamina E, cuenta con propiedades antibacterianas y antifúngicas. De hecho, también puedes utilizarlo como desmaquillante para limpiar tu cutis en profundidad, ya que gracias a los ácidos grasos de esta sustancia, consigue disolver toda la suciedad y bacterias acumuladas. Simplemente aplica unas gotas sobre tu rostro y extiéndelo bien, después retíralo con una toalla mojada.

Este aceite vegetal puede utilizarse como tratamiento fortalecedor de uñas debilitadas, sin necesidad de recurrir a esmaltes o productos con compuestos artificiales. Para utilizarlo solo necesitas aplicarlo sobre las uñas y dejarlo actuar.

TRATA LAS AFECCIONES CUTÁNEAS 

Por supuesto, si sufrimos cualquier tipo de problema en la piel, lo primero que debemos hacer es acudir al dermatólogo. No obstante, el aceite de ricino, gracias a la presencia de tocoferoles y su textura nutritiva, también es capaz de tratar afecciones cutáneas más allá del acné o las quemaduras, como puede ser la dermatitis.

PREVIENE LA APARICIÓN DE ARRUGAS Y ESTRÍAS 

Por un lado, el aceite de ricino es un gran aliado para nuestra rutina de skincare, ya que al ser rico en vitamina E y ácidos grasos, hidrata y nutre la piel de manera natural y estimula la producción de elastina y colágeno.

Por ello, lo puedes aplicar sobre las zonas más delicadas del rostro y en las que más se notan los signos de la edad, como pueden ser las ojeras, las bolsas, las patas de gallo o los surcos nasogenianos (alrededor de los labios). Por otro lado, también está recomendado para tratar las estrías y las cicatrices, ya que aportará elasticidad a la piel y difuminará dichas marcas.

Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?
Hola, 👋
¿En que podemos ayudarte?