SyStem Balance Sport, Recuperador 100ml.

5,90
(Codigo: 42510)

La Crema Recuperadora System Balance está indicada especialmente para su aplicación después de un esfuerzo muscular. Activa la circulación sanguínea favoreciendo la recuperación de los músculos. Alivia y reduce la fatiga muscular provocada por el ejercicio, ayudando a acortar los plazos de recuperación.

Tras su aplicación, la piel y el músculo se enfrían ligeramente, provocando así una sensación de frescor y alivio inmediato. Está formulada con Centella Asiática, Árnica, Alcanfor, Mentol y Manteca de Karité.

Sin Parabenos. Sin Siliconas. Sin PEGs y sin dervidados del petróleo.



Principios Activos

Árnica

ÁRNICA

La Árnica destaca por sus propiedades descongestivas, calmantes, antiinflamatorias y activadoras de la circulación sanguínea. Además, es una excelente antiséptica natural, que alivia los dolores musculares y relaja la piel.

Es perfecta para utilizar después de la actividad deportiva, ya que calma la inflamación natural de los músculos y articulaciones que se han visto sometidos a un entrenamiento, ayudando a tonificarlos.
 

CENTELLA ASIÁTICA

Es un potente cicatrizante y regenerador cutáneo, que actúa como calmante y antioxidante. Ayuda a combatir la celulitis y mejora la elasticidad de la piel. Destaca por su gran poder hidratante y activa la circulación sanguínea.

Estimula la síntesis de colágeno, que es clave en la regeneración dérmica. Ideal para tratar pieles sensibles y protegerlas de la acción de los radicales libres.
 

ALCANFOR

El Alcanfor destaca por sus propiedades antibacterianas, antisépticas y antiinflamatorias. Es un gran regenerador y cicatrizante natural. Mejora la circulación sanguínea e hidrata en profundidad la piel. Es ideal para evitar el acné y los dolores musculares.

 

MENTOL

El Mentol es conocido por sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas. Produce un gran efecto refrescante en la piel. Además, proporciona una sensación de frío que actúa como relajante muscular.
 

MANTECA DE KARITÉ

La Manteca de Karité se obtiene del fruto de un árbol que crece en África occidental. Gracias a su alto contenido en vitaminas y minerales, aporta gran cantidad de beneficios en el cuidado de la piel. Destaca por su gran poder hidratante y nutritivo, que ofrece una gran elasticidad y firmeza a la piel.

Es una excelente regeneradora celular y tiene propiedades antiinflamatorias. Es cicatrizante, relajante y aporta protección a la piel frente a agentes externos como el sol, el frío o el viento. También es ideal para proteger e hidratar el cabello en profundidad. Estimula la producción de colágeno, por lo que retrasa el envejecimiento cutáneo y ayuda a disminuir hasta las arrugas más profundas. Potente humectante natural, ideal para pieles secas y dañadas.