Vitamina C: ¿Qué hace este ingrediente por la piel?

En la cosmética existe un ingrediente que es líder en el cuidado antiedad de la piel: la vitamina C. Junto al fotoprotector solar forma parte de los indispensables antiaging que recomiendan todos los dermatólogos contra el envejecimiento cutáneo. Y aunque sus beneficios se pueden obtener a través de la alimentación, la utilización de sérums y otros productos tópicos son la forma más directa de aplicarlos para obtener rápidos resultados.

En 2020 fue uno de los ingredientes más buscados en Google junto al ácido hialurónico, el retinol y la niaciamida, e incluso llegó a obtener un millón de búsquedas solo en el Reino Unido.  ¿Quieres saber que puede hacer este potente antioxidante por tu piel? Te lo contamos. 

La vitamina C es un nutriente que se encuentra en las frutas y las verduras y es imprescindible para nuestro organismo ya que además de favorecer la síntesis del colágeno, actúa como antioxidante y ayuda al sistema inmunológico. Actualmente, debido a nuestro estilo de vida la vitamina C que ingerimos tiene una baja biodisponibilidad, esto significa que permanece un tiempo limitado en nuestro organismo, además el cuerpo tiende a absorber la que necesita y eliminar el resto. Aunque es muy importante consumir alimentos que contengan Vitamina C, está demostrado que resulta más eficaz para nuestra piel si la aplicamos directamente sobre la misma. Estos son los 7 efectos de la vitamina C sobre tu cutis:

1.Aporta un extra de luminosidad a tu rostro.
2. Produce un efecto antioxidante que previene el daño que provocan los radicales libres en el ADN de las células.
3. La vitamina C reduce las arrugas y la inflamación.
4. Protege contra los rayos solares, por lo que previene los signos del envejecimiento.
5. Regula el exceso de sebo en las pieles con tendencia a acné, principalmente en las zonas de la frente y nariz.
6. Ayuda a eliminar las manchas gracias a su efecto despigmentante, regulando los valores de melanina.
7. Reafirma la piel, estimulando el colágeno de las fibras, obteniendo una piel más flexible y joven.

¿Cómo elegir tu sérum de vitamina C?

La Vitamina C pura es el conocido ácido ascórbico y para que sea más efectiva en nuestra piel ha de ser pura, con una concentración de entre un 10-15% y un pH inferior a tres. También se puede potenciar su acción complementándolo con otros productos, como la vitamina E, ácido hialurónico, ácido glicólico…

Si tu piel es muy sensible opta por productos con bajas concentraciones, un 5 – 10% tanto en crema como en sérum, con activos calmantes, pH fisiológico y activos que ayudan a que penetre mejor en la dermis. En cambio, si notas que tu piel está muy apagada opta por un sérum altamente concentrado en vitamina C (20%) que ayudará a que tu piel esté iluminada.

El Sérum Facial de Vitamina C líquida de Labnatur es ideal para reducir las líneas de expresión y las arrugas, gracias a los increíbles beneficios de esta vitamina en la piel. Además, actúa como un potente antioxidante, aportando una mayor luminosidad, elasticidad y densidad a la piel. Por otro lado, gracias a la cantidad de vitamina que contiene, este sérum también promueve la síntesis de colágeno y ayuda a combatir los daños ocasionados por el sol, mejorando el tono de la piel.Y, además, es un producto formulado con ingredientes naturales, sin alérgenos y apto para todo tipo de pieles. Su envase de aluminio es 100% reciclable,eliminando así el plástico y siendo más sostenibles.

Este sérum es una excelente fuente de vitamina C, que neutraliza los radicales libres y protege la piel de la contaminación. Por ello, suaviza e ilumina el rostro haciendo que luzca un aspecto más joven y saludable.

VITAMINA C LIQUIDA LABNATUR 30ml

Cómo aplicarla para que sea más eficaz

En el mundo de la cosmética podemos encontrar una gran variedad de sérums. Según el tipo de necesidad, nuestras características y el tipo de problema que tenga nuestra piel. Los hay hidratantes, que son de los más demandados por aquellas personas a las que no les funciona del todo las cremas. También tiene mucha acogida el sérum antiedad que normalmente contiene colágeno, ácido hialurónico, antioxidantes o retinol y es perfecto para pieles con arrugas y líneas de expresión. Y, por último, el regenerador, el mejor aliado para pieles irritadas, con cicatrices, eczemas o rosácea.  También los hay iluminadores, antimanchas, revitalizantes… 

Para que la aplicación de la Vitamina C sea más efectiva, es recomendable utilizarla por la mañana, se puede utilizar todos los días, también en verano, junto a productos con factor de protección solar. Como su textura es fluida no se necesita mucha cantidad de producto. Aplícala mediante ligeros toques, sobre el rostro limpio y seco e insiste, sobre todo, sobre marcas, cicatrices y manchas. Se puede usar aplicándola antes del tratamiento habitual o añadiendo unas gotitas en tu crema hidratante facial. Tras esto aplicamos el protector solar si nuestra crema no lo contiene. El motivo es que así creamos una barrera protectora y evitamos que la acción de la radiación solar la oxide.

En su libro Antiaging. Cómo mantener la piel más joven, el dermatólogo Ricardo Ruiz asegura que “La única receta que funciona para mantener la piel más joven es un suero o crema de vitamina C por la mañana junto con fotoprotector”.

Ahora que ya conoces el secreto anti-edad de la Vitamina C y cómo actúa aplicada en la piel, incorpórala a tu rutina de cuidado de la piel y consigue una piel luminosa, elástica y uniforme. ¡Verás sus increíbles resultados!

Be the first to comment “Vitamina C: ¿Qué hace este ingrediente por la piel?”